pull-icon
logo-mobile

Main Links

Loumpa Lucia - Página de inicio

Finanzas

Noticias

Tecnología

En unos días tendrá lugar la apertura solemne de la XIII Legislatura, y con ello tiempos de proyectos y esperanza. En un país tan necesitado de acuerdos, resulta difícilmente comprensible para la ciudadanía la escasez de los mismos. Y de todos es sabido, pues esto sí lo practican los partidos políticos, que lo que no se acuerde al principio de la legislatura, mal va a hacerse más adelante. Y es que en España estamos, casi constantemente, en periodo electoral. Y en periodos electorales no se llega a acuerdos, máxima también compartida por todas las formaciones políticas. Por ello, creo que es momento para recordar e insistir en la búsqueda del tan anhelado Pacto de Estado para la Justicia. Y si...

Hay que ver la que han liado Sergio Ramos y Pilar Rubio para que no hablemos de la boda de Belén Esteban con Miguel Marcos. Que se escribe así, Miguel, pero se pronuncia «Míguel». Y, a su vez, hay que ver la que han liado Belén Esteban y Míguel para que no sigamos hablando de las mamarrachadas de la boda de Sergio Ramos, para la que fue cerrada al público, como alquilada, nada menos que toda una Catedral de Sevilla y cortada la circulación en media ciudad y parte de la otra media. En España la nupcial es una industria como otra cualquiera. No, mejor que cualquiera. En ella no ha habido reconversión industrial, ni manifestaciones, ni Puentes Carranza cortados,...

Lo que le faltaba al «procés» era la intervención de ese gran estadista leonés llamado José Luis Rodríguez Zapatero, que en mala hora abandonó el oficio de «contador de nubes» al que prometió dedicarse una vez saliera de La Moncloa tras dejar el país para el arrastre, porque en cuanto él fija su atención en un asunto los problemas empiezan a agigantarse. Ocurrió en Venezuela, donde con su mediación (siempre a favor del chavismo, nunca de la oposición) las cosas pasaron de estar muy mal a estar muchísimo peor. Por eso se agradecía su silente actitud respecto al problema separatista que, cuán ingenuos éramos, quizá achacábamos a un ataque de vergüenza propia pues no en vano, con su irresponsable gestión...

La crisis que le ha creado el sanchismo a Ciudadanos, a través de una pinza política y mediática tan bien diseñada que hasta la han aceptado algunos de sus referentes fundacionales, deja a Rivera ante una alternativa muy desagradable: suicidarse apoyando a Sánchez o mantener su rechazo... y suicidarse. No es susto o muerte, sino muerte o muerte. Perder o perder. La primera fórmula de autodestrucción es más rápida: la segunda, más digna, porque al menos le permite mantener por una vez su palabra. Pero ambas conducen a Cs a una tesitura ingrata, la de abandonar cualquier aspiración de liderazgo para regresar a su primitiva categoría de actor secundario, justo la que daba por superada para iniciar una nueva y...

Estos intelectuales que se meten en política no aprenden. Se empeñan en pensar por su cuenta en lugar de pensar en la cuenta corriente que engorda gracias al cargo por encargo del jefe. En vez de seguir el argumentario que el partido les sirve cada mañana como una magdalena proustiana para que recuerden de dónde vienen, se emperran en darle al magín para extraer ideas propias de análisis racionales que hacen ellos solitos. Sin el comisario de turno dándoles las consignas. Sin el pensador oficial suministrándole las palabras, los sintagmas y las subordinadas -los hay que manejan hasta el subjuntivo- que habrán de sacar a la luz en ruedas de prensa sin preguntas: el oxímoron llega hasta ahí en estos...